Robo de mineral cobra cuatro vidas
Por: El Diario Jueves, Marzo 14, 2019-Hrs.
El Diario

Al menos 30 jucus (ladrones de mineral), provistos de dinamitas y armas de fuego, atacaron un puesto de control militar en el sector denominado "Bunker", en Huanuni-Llallagua (Oruro), el martes en la noche y producto del enfrentamiento perdieron la vida cuatro personas, declar贸 ayer el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), William Cordero.

"De acuerdo con informes preliminares que llegan de la ciudad de Oruro, la cantidad de muertos ser铆a cuatro, personas que fueron heridas con proyectiles de armas de fuego, pero por la gravedad de las lesiones llegaron a fallecer", inform贸 en afirmaciones a radio Fedecomin.

M谩s temprano, en conferencia de prensa que brind贸 el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, habl贸 de una cifra oficial de dos fallecidos, pero horas despu茅s, se confirm贸 que el n煤mero de muertos hab铆a subido, dato que fue confirmado por la Fiscal铆a y el Comando de la Polic铆a de Oruro, seg煤n informaron agencias de noticias de alcance nacional.

El ministro Zavaleta explic贸 que los jucus intentaban asaltar las vetas de esta帽o del cerro Posokoni en Huanuni, una mina de propiedad del Estado boliviano. "Ellos proven铆an de Llallagua. Atacaron con dinamitas y armas de fuego a una patrulla en un punto de control. Los militares respondieron al fuego", puntualiz贸.

Aparentemente, las cuatro v铆ctimas eran del grupo de jucus. El ministro identific贸 a uno de los fallecidos como Jos茅 Luis Nicol谩s Garc铆a (31), nacido en Llallagua, y quien falleci贸 en el Hospital Obrero de Oruro.

Otro de los fallecidos es Miguel 脕ngel Aserico Mamani (21), identificado como socio de la empresa minera Siglo XX.

Seg煤n los familiares de Aserico, la causa de la muerte fue por hemorragia interna y externa, producto del impacto de proyectil que habr铆a ingresado por el hombro derecho con salida por la espalda, empero en horas de la madrugada de ayer falleci贸.

Miguel 脕ngel dej贸 en la orfandad a dos ni帽os peque帽os, realizaba trabajos en la cooperativa 20 de Octubre de Siglo XX y la falta de ingresos econ贸micos habr铆a alentado al joven a robar mineral, convirti茅ndose en "jucu". La familia de Aserico de condici贸n muy humilde instal贸 una capilla ardiente en su domicilio, ubicado en la zona 22 de Diciembre del municipio de Llallagua.

Seg煤n los allegados, el grupo de jucus habr铆a sido emboscado por efectivos militares, quienes dispararon a matar.