Brasileña que subastó su virginidad fue engañada

La atractiva joven catarinense Ingrid Migliorini (21) que saltó a la fama en 2012 por la subasta de su virginidad, dijo que ha sido engañado por el organizador de la empresa, Justin Sisely. En una entrevista con el sitio web estadounidense Huffington Post. Migliorini dijo, categóricamente, que sigue siendo virgen.

La subasta, iba a ser material para un documental producido por Sisely, Virgins Wanted (Buscando vírgenes, en traducción libre). A pesar de que Migliorini ganó el concurso e iba a recibir US $780.000 la productora finalmente abandonó el proyecto. Lo mismo sucedió con el joven ruso Alex Stepanov, que recibió una oferta mucho más baja por los mismos motivos, pero tan solo US $3.000.

Según Ingrid, el japonés de 53 años que ganó la subasta - identificado sólo como Natsu - y cuya descripción no es nada parecidas a las descritas por Sisely, no pagó sus gastos de viaje y mucho menos el dinero de la venta de su virginidad.

A cambio de su participación en el documental, la brasileña debería recibir no sólo $ 780.000, sino el  20% de los beneficios de la venta del documental.Migliorini cree que el japonés Natsu ni siquiera existía. Sisely niega las afirmaciones: "Tenemos las imágenes para probar lo contrario", dijo.