Nicol√°s Maduro: "Lo que han visto es poco para lo que voy a hacer"
Por: El País Miércoles, Noviembre 20, 2013-Hrs.

"Me han dado una mano de hierro", ha dicho el presidente de Venezuela antes de firmar la ley que le da poderes especiales

S√≥lo faltan algunas formalidades, como la publicaci√≥n de la ley correspondiente en la Gaceta Oficial. Pero ya Nicol√°s Maduro¬†cuenta con los poderes especiales que pidi√≥.¬†La mayor√≠a oficialista y sus refuerzos de √ļltima hora completaron en la Asamblea Nacional de Venezuela los 99 votos equivalentes a las tres quintas partes requeridas para sancionarlos.

"Me han dado una mano de hierro", celebró el mandatario, apenas segundos antes de estampar su firma en el original de la ley que los diputados de la bancada oficialista le llevaron hasta su despacho, en el palacio presidencial de Miraflores. "Ustedes han visto apenas las primeras acciones contra la burguesía parasitaria que roba a todo el pueblo". Luego reiteraría, ya ante unos centenares de partidarios que se congregaron en un jardín del palacio, que "lo que han visto es poco para lo que voy a hacer".

El texto legal, denominado oficialmente¬†Ley que autoriza al Presidente de la Rep√ļblica para dictar decretos con rango, valor y fuerza de ley en las materias que se delegan, permite a¬†Maduro¬†legislar durante un a√Īo sin tener que pasar por el parlamento. Sus t√©rminos son vagos, amplios, y hasta √©picos -uno de sus art√≠culos menciona el prop√≥sito de "establecer mecanismos estrat√©gicos de lucha contra aquellas potencias extranjeras que pretendan destruir la patria en lo econ√≥mico, pol√≠tico y medi√°tico"-, pero en la fecha de solicitar el otorgamiento de estos superpoderes, el pasado 8 de octubre, el sucesor de Hugo Ch√°vez en la presidencia restringi√≥ su eventual aplicaci√≥n en dos campos: el desarrollo de "una nueva √©tica republicana" y la imposici√≥n de "un nuevo orden econ√≥mico".

Sin embargo, la puesta en escena de esta tarde y noche de martes en las calles de Caracas, por parte del chavismo, buscaba declarar a los cuatro vientos que no se trata de apenas una ley conquistada para combatir la corrupción y la usura.

Primero se asegur√≥ de que en la sesi√≥n de la Asamblea Nacional predominara una atm√≥sfera tumultuaria, aportada por piquetes de militantes de la revoluci√≥n que rodearon la sede legislativa y ocuparon los balcones del hemiciclo. Luego, una vez votada la ley, una marcha de algunos miles de oficialistas acompa√Ī√≥ a los diputados progubernamentales a entregar el documento al presidente. Durante el recorrido, de unas seis cuadras, el jolgorio inducido y el batir de banderas de los soldados de la Guardia de Honor -la guardia presidencial- intentaba reproducir el esp√≠ritu de jornadas heroicas de la revoluci√≥n bolivariana, como la de la madrugada de 13 de abril de 2002, cuando el comandante Ch√°vez fue restituido como presidente tras 47 horas de fugaz de derrocamiento. Luego de las palabras de Maduro, una pirotecnia profusa ilumin√≥ la noche caraque√Īa.

En verdad, el ambiente en la capital venezolana qued√≥ oliendo a p√≥lvora y a cambio de era. El propio presidente Maduro, que pas√≥ revista a los logros obtenidos durante la √ļltima semana deofensiva econ√≥mica -como llama su campa√Īa de toma de comercios, confiscaci√≥n de mercanc√≠as y remate de las mismas-, apenas preserv√≥ la intriga sobre lo que ven√≠a: al repetir que la primera ley que promulgar√° por decreto ser√° una de control de costos y ganancias, dijo que se trataba de aplicar unos l√≠mites para redituar que hasta en pa√≠ses capitalistas se hab√≠an implementado. "Pero", aclar√≥ por si ello ocasionara confusiones, "nosotros no queremos desarrollar el capitalismo, sino al rev√©s, vamos rumbo al socialismo".

Enumer√≥ entre sus motivos de satisfacci√≥n el haber conseguido "algo que nunca antes hab√≠a pasado en la econom√≠a de Venezuela, bajar los precios" mediante la ocupaci√≥n de negocios y venta forzosa de sus inventarios, adem√°s de la detenci√≥n de gerentes y propietarios. Destac√≥ adem√°s que el gobierno ya se habr√≠a hecho del manejo de los almacenes de distribuci√≥n de la mayor√≠a de los comercios y categor√≠as intervenidas, con lo que pod√≠a asegurar que hay productos suficientes para abastecer por al menos un a√Īo al mercado venezolano. Con ello desment√≠a los vaticinios de la opositora Mesa de Unidad Democr√°tica (MUD), que en un comunicado del mismo martes advert√≠a sobre una escasez inevitable de diversos rubros tras su "venta controlada" por el gobierno y las dificultades para reponer los inventarios.

Volvi√≥ a referirse a sus opositores como "par√°sitos" y "ap√°tridas", la "bancada de la usura" que estar√≠a siendo v√≠ctima de la desesperaci√≥n mientras planifica "actos locos". Dijo que los servicios de inteligencia hab√≠an descubierto y desbaratado una conspiraci√≥n para cortar el suministro de energ√≠a el√©ctrica durante la votaci√≥n de la llamada Ley Habilitante, pero que a√ļn persistir√≠an en ocasionar un gran apag√≥n "antes de las elecciones o el mismo d√≠a de las elecciones". Pregunt√°ndose en voz alta qu√© trabajo tienen o de d√≥nde sacan fondos los dirigentes pol√≠ticos de oposici√≥n para "tener aviones y propiedades", asom√≥ en clave sanciones futuras para ellos: "Les anuncio que, de la misma forma en la que planifiqu√© la ofensiva econ√≥mica, estoy planificando una ofensiva estremecedora contra la corrupci√≥n que iniciaremos a partir de enero".

Mientras todav√≠a este martes, en Caracas y otras localidades del pa√≠s, segu√≠an las filas de consumidores que intentaban sacar provecho de los despojos de las tiendas de electrom√©sticos y otras categor√≠as de productos a las que Maduro orden√≥ inspeccionar y ocupar -de las que, seg√ļn el presidente, "99,99% recibieron d√≥lares de la Rep√ļblica"-, el exdirigente sindical y excanciller insisti√≥ en la culpa colectiva de una clase con la que habr√≠a intentado el di√°logo, pero sin resultados. As√≠ las cosas, prometi√≥ que en los pr√≥ximos d√≠as presentar√° pruebas que identificar√≠an qui√©nes lideran la "guerra econ√≥mica" desde las organizaciones patronales del empresariado venezolano y de la C√°mara Venezolana-Americana de Comercio. "Ellos fueron maquinando una operaci√≥n invisible, muy precisa, pero pronto vamos a probar qui√©nes han estado conspirando".