Gobierno desactiva a jubilados e incrementa sus rentas
Por: Página Siete Martes, Diciembre 03, 2013-Hrs.

El Gobierno otorgó un incremento del 3% adicional a la variación de la Unidad de Fomento a la Vivienda. La medida será aplicada desde enero de 2014.

Después de al menos nueve horas de diálogo, el Gobierno y la Confederación Nacional de Jubilados  Rentistas de Bolivia acordaron ayer en Konani un incremento del 3% del valor de la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFV) para las rentas que reciben mensualmente los jubilados.
"Se decretó un incremento adicional del valor de las UFV, que tradicionalmente efectuó el Gobierno para las rentas, y será del 3%; este efecto será aplicado inmediatamente a partir de enero del próximo año", informó ayer el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.
La autoridad mencionó que fue el mismo presidente Evo Morales quien dio la instrucción vía telefónica  para que se llegue a este acuerdo con los jubilados. 
La decisión fue adoptada luego de una primera propuesta que hizo la comisión de ministros que se trasladó hasta Konani, en la que ofrecían el incremento del 1,5% adicional a la variación que la  UFV tiene de manera anual. Sin embargo, los dirigentes de los rentistas exigieron el 3%, pedido  que finalmente aceptó la comisión.
El ministro  de Economía explicó que este incremento representa  170 millones de bolivianos  que serán desembolsados por el Tesoro General de la Nación (TGN). 
Por otra parte, el acuerdo suscrito por ambas partes también refiere que hasta el 31 de diciembre de este año se definirá el porcentaje de la distribución inversamente proporcional. 
El máximo ejecutivo de la confederación de jubilados, Irineo Rivero, aseguró que este acuerdo "llenará de satisfacción a los compañeros jubilados de todo el país. Por eso yo creo que el presidente Evo está en pleno proceso de cambio. Estamos satisfechos por este compromiso".
A la vez indicó que las medidas de presión serán suspendidas.
El acuerdo fue alcanzado luego de que cientos de jubilados provenientes de Cochabamba, Chuquisaca, Oruro y Potosí se reunieran en la población de Konani, provincia Aroma, del departamento de La Paz, con la intención de marchar hacia la sede del Gobierno en demanda de la inclusión de su sector al beneficio del doble aguinaldo u otra forma de compensación.
En la reunión realizada en un colegio de la localidad participaron 20 miembros de la confederación, tres ministros: de Trabajo, de Economía y de Desarrollo Productivo; además de dos viceministros, de Comunicación y Pensiones.

El Decreto  1802, denominado "Esfuerzo por Bolivia", establece el doble aguinaldo para los trabajadores tanto del sector público como del privado "que será otorgado cada gestión fiscal cuando el crecimiento anual del PIB supere el 4,5%".

"Generación sándwich" está en contra del acuerdo

Los jubilados del Sistema Integral de Pensiones, que pertenecen a otra modalidad de jubilación, se mostraron en contra del acuerdo al que llegó el Gobierno con los rentistas. Ellos aseguran que el incremento del 3%, que será aplicado a todos,  no beneficiará de la misma manera a su sector.
"En el ampliado nacional de la Central Obrera Boliviana, que se llevó a cabo la pasada semana, se resolvió apoyar el pago del doble aguinaldo a los dos grupos. A los del sistema de reparto, que son los rentistas, y a los que somos jubilados con las leyes 1732 y la 065, que se llaman Sistema Integral de Pensiones", dijo Marlene Paredes Villalba, dirigente de este último segmento.
José Sanjinés explicó que los que pertenecen a la denominada "generación sandwich" reciben un mínimo de Bs 480 como jubilación, mientras que los del sistema de reparto reciben de Bs 2.560 "y el tope es ocho mil bolivianos. Lo que pasa es que nos calcularon sueldos de hace más de una década, del 96, y recibimos una pensión en función a esto, sin considerar la subida de precios que se da en la economía boliviana".
Paredes denunció que desde hace varios días intentaron tener una reunión con autoridades del área económica del Órgano Ejecutivo, sin embargo, pese a sus constantes cartas de solicitud, no recibieron respuesta alguna. "Tampoco nos convocaron a la reunión que se realizó (ayer) en Konani".
Se calcula que los jubilados que pertenecen al Sistema Integral de Pensiones son 58.000 y que por día este número sube en por lo menos 30 personas. Los del sistema de reparto llegan a ser 114 mil rentistas, "pero con los años seremos más y el Gobierno sigue sin considerarnos", afirmó Paredes.