Lluvias afectan a más de 8000 familias

Defensa Civil dispone de 13,5 millones de bolivianos para atender las emergencias del país.

El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó ayer que las "intensas" lluvias y granizadas que se registran desde octubre del año pasado, han afectado hasta el momento a 8.213 familias en 36 municipios de 8 departamentos del país.

La autoridad en una entrevista con medios estatales, dijo que "en resumen, en todo lo que está pasando en el país, hasta la fecha ya tenemos 8.213 familias en 36 municipios en 8 departamentos".

Cabrera también precisó que las lluvias afectaron a 433 viviendas y 2.315 hectáreas de cultivos, además, dijo que desde octubre se reportaron 29 fallecidos.

4 departamentos, los más afectados. Agregó que los departamentos más afectados por los efectos climáticos son: Cochabamba, La Paz, Chuquisaca y Beni.

"Con relación a Ixiamas (al norte de La Paz), en la población como tal, ha sido desbordado el río, 30 comunidades estarían afectadas, (en) total en el municipio de Ixiama estamos (con) 3.5000 familias afectadas", puntualizó.

Cabrera explicó también que en el municipio de Omereque, Cochabamba, se reportaron 3.000 familias afectadas, por inundaciones en sus viviendas. "En Mizque (Cochabamba) tenemos 550 familias, más que todo la afectación es a hortalizas, a maní, a ese tipo de cultivos, en Cliza son 500 familias afectadas en sus cultivos", detalló.

Según el Viceministro de Defensa Civil, en San Borja del departamento de Beni se reportaron 200 familias afectadas y 100 en San Ignacio de Moxos.

Dijo que en comparación a la gestión pasada, este año "se han registrado un mayor número de familias afectadas, esto porque hubo más lluvias".

Dijo, fundado en informaciones del Servicio de Meteorología e Hidrología (Senamhi),  que durante el mes de enero aún se registrarán más precipitaciones fluviales, pero que "en febrero disminuirán".

El plan de contingencia de defensa civil. Acerca de las acciones, Cabrera informó que su despacho cuenta con alrededor de 13,5 millones de bolivianos, en el marco del plan de contingencia, para atender a todos los municipios afectados por los efectos climáticos, como lluvias, granizos y heladas.

"Tenemos un presupuesto inicial de 13 millones y medio de bolivianos, es un presupuesto inicial que nos va permitir movilizarnos, reforzar a todas las acciones que van a realizar tanto a municipios y gobernaciones", dijo

Asimismo, manifestó que de ser necesario, Defensa Civil tiene la capacidad de acceder a un mayor presupuesto para atender emergencias.

"Tenemos la capacidad de acceder al 15% del presupuesto general del Estado, y ese es un monto bastante alto que es más de 200 millones, pero que esto está en función a las necesidades", sostuvo.

En ese marco, resaltó que el Gobierno está "mejor" preparado este año para atender las emergencias, porque cuenta con mayores recursos. "Estamos mejor preparados, porque los municipios cuentan con mayores recursos y tiene su plan de contingencia, tenemos el apoyo de las Fuerzas Armadas, también de la Fuerza Aérea", finalizó.

La autoridad explicó que luego de atender las emergencias, el estado intervendrá en las áreas donde se hayan sufrido pérdidas en la producción agrícola, con la dotación de semillas.

2315 hectáreas de cultivo fueron dañadas por las intensas lluvias registradas desde octubre del año pasado.