M√°s de 30 muertos y miles de damnificados por el temporal en Bolivia
Por: El País Miércoles, Febrero 05, 2014-Hrs.

El Gobierno de Evo Morales decretó la semana pasada zona de emergencia nacional

El Gobierno boliviano ha anuciado este mi√©rcoles que las v√≠ctimas mortales por las fuertes inundaciones de la √ļltima semana ascienden a 31 y son casi 40.000 familias las damnificadas en zonas de la Amazon√≠a. El Gobierno ha ordenado tamb√©n la evacuaci√≥n de habitantes y viajeros de la zona y la semana pasada declar√≥ al pa√≠s en emergencia nacional. El presidente, Evo Morales, ha recomendado a los afectados que, ante todo, intenten preservar sus vidas.

Morales dijo en rueda de prensa haber dispuesto el envío de una avioneta al pueblo amazónico de Rurrenabaque para trasladar a la ciudad vecina de Trinidad, capital de la región de Beni, a centenares de viajeros que quedaron atrapados en el lugar y no pueden retornar a sus regiones a causa de las inundaciones.

Este miércoles el Gobierno ha puesto a disposición de los afectados dos embarcaciones para evacuar a los indígenas y habitantes de las comunidades benianas que quedaron aisladas por las inundaciones y donde no es posible el aterrizaje de avionetas ni helicópteros.

"Lamentablemente las inundaciones siguen avanzando hacia el oriente boliviano. Hay algunos lugares donde es imposible llegar", sostuvo Morales.

El vicepresidente, √Ālvaro Garc√≠a Linera, se traslad√≥ al Territorio Ind√≠gena Parque Isiboro S√©cure (Tipnis), una reserva natural situada en las regiones de Beni y Cochabamba, para llevar ayuda a los nativos damnificados por las lluvias.

El n√ļmero de familias afectadas desde octubre, cuando comenz√≥ la √©poca de lluvias, asciende ya a 37.600, la mayor√≠a en Cochabamba, Chuquisaca, Beni y La Paz.

Al menos 31 personas han muerto y otras seis han desaparecido a causa de las lluvias e inundaciones, seg√ļn datos proporcionados por el viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, citado por la agencia estatal ABI.

A esa cifra se suman las 19 personas que perdieron la vida a finales de septiembre pasado, cuando un alud sepult√≥ a un minib√ļs e hizo que un autob√ļs se despe√Īara 40 metros por un barranco en la zona de los Yungas, en el departamento de La Paz.

Las lluvias y granizadas tambi√©n han da√Īado 14.900 hect√°reas de cultivos y cientos de cabezas de ganado en seis de los nueve departamentos bolivianos.