Estados Unidos congela relaciones militares y comerciales con Rusia
Por: El País Martes, Marzo 04, 2014-Hrs.

Occidente observa con temor c√≥mo la crisis ucrania deriva en un conflicto mundial. Europa y Estados Unidos mueven los hilos para evitar una guerra a las puertas de la UE, aunque de momento las medidas para amedrentar a Rusia son escasas. Bruselas renunci√≥ este lunes a penalizar a Mosc√ļ por la invasi√≥n de la pen√≠nsula de Crimea, mientras Washington suspend√≠a las negociaciones sobre acuerdos de comercio e inversi√≥n pendientes con Mosc√ļ y el Pent√°gono anunciaba la cancelaci√≥n de las operaciones militares conjuntas, horas despu√©s de que el presidente Barack Obama asegurara, en unas duras declaraciones, que iba a estudiar medidas para "aislar a Rusia". M√°s all√° de elevar el tono, la UE sabe que no es f√°cil asustar al presidente ruso, Vlad√≠mir Putin, y por eso ha decidido emplearse a fondo en el di√°logo. Si no se producen avances, los jefes de Estado y de Gobierno se plantear√°n dar un paso m√°s en una cumbre extraordinaria convocada para el jueves.

Rusia ha amenazado este martes con reducir "a cero" su dependencia econ√≥mica de EE UU si Washington le impone sanciones por la crisis en Ucrania. Seg√ļn las declaraciones del portavoz del Kremlin Sergue√Į Glaziev a la agencia Ria Novosti, la medida provocar√≠a el crac del sistema financiero estadounidense: "Encontraremos una manera no solo de reducir nuestra dependencia financiera de Estados Unidos, sino que incluso conseguiremos sacar provecho de la imposici√≥n de sanciones", ha a√Īadido Glaziev. Una fuente del Kremlin ha matizado poco despu√©s a la agencia p√ļblica Ria-Novosti que las declaraciones obedecen a una opini√≥n personal y no a la posici√≥n oficial del Kremlin, informa France Presse.

La estrategia de presi√≥n de la Casa Blanca para frenar a Putin subi√≥ este lunes un pelda√Īo. A mediod√≠a, Obama aseguraba que si Mosc√ļ continuaba el camino iniciado en Ucrania, su pa√≠s tomar√≠a una serie de pasos -econ√≥micos, diplom√°ticos...- que "aislar√°n a Rusia". El presidente de EE UU asegur√≥ que "el mundo coincide en su gran mayor√≠a en que los pasos dados por Rusia suponen una violaci√≥n de la ley internacional" y de acuerdos previos "pactados por Rusia".

A √ļltima hora del lunes, Washington comenzaba a concretar esas medidas. Tras una reuni√≥n con el Consejo de Seguridad, la Casa Blanca anunciaba que suspend√≠a todas reuniones previstas con Mosc√ļ para impulsar la inversi√≥n y el intercambio comercial entre ambos pa√≠ses. EE UU hab√≠a comenzado a entablar negociaciones con el Gobierno ruso encaminadas a estrechar su relaci√≥n comercial, justo la semana pasada, el ministro de Econom√≠a ruso, Alexei Ulyukayev hab√≠a visitado Washington para impulsar el proceso. El impacto de esta decisi√≥n, con todo, no va a ser muy significativo ya que el intercambio comercial entre ambos pa√≠ses √ļnicamente representa s√≥lo el 1% del total de importaciones y exportaciones de EE UU.

Casi al mismo tiempo, el Pent√°gono anunciaba la cancelaci√≥n temporal de operaciones militares conjuntas con Rusia, incluyendo pr√°cticas, reuniones bilaterales y conferencias. "Aunque el Departamento de Defensa valora la relaci√≥n militar que hemos ido desarrollando en los √ļltimos a√Īos con la Federaci√≥n Rusa para incrementar la transparencia, contruir un entendimiento mutuo y reducir el riesgo de errores de c√°lculo de car√°cter militar, hemos decidido, debido a lo sucedido en Uccrania, suspender las operaciones conjuntas", ha se√Īalado el portavoz del Pent√°gono, John Kirby. Esta decisi√≥n no tiene consecuencias en cuanto a movimientos de tropas o naves. "No hay cambios en nuestras posiciones en el Mediterr√°neo o en Europa. Nuestra Armada sigue realizando los ejercicios rutinarios y previamente acordados con nuestros aliados", ha se√Īalado.

En opinión del presidente, que se sabe con las manos atadas frente a lo que realmente puede hacer frente a Putin más allá de sanciones, estas medidas deberían hacer posible dar marcha atrás a esta situación.

Unas horas antes, el vicepresidente Joe Biden llamó al primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, para pedir a Rusia que retire "sus fuerzas" de Crimea e inicie un diálogo. Biden ha solicitado también a Medvédev que respalde el despliegue "inmediato" de supervisores internacionales en Ucrania.

La conversaci√≥n telef√≥nica preced√≠a la visita que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, realizar√° este martes a Kiev para certificar el apoyo de Washington al nuevo Gobierno de Ucrania. Antes de eso, el √ļltimo paso dado por la Casa Blanca para condenar la incursi√≥n rusa fue el anuncio de que EE UU no enviar√° una delegaci√≥n presidencial a los juegos paral√≠mpicos de invierno de Sochi. En cambio, los atletas estadounidenses s√≠ participar√°n en los juegos que se inician este pr√≥ximo viernes a orillas del Mar Negro.

Por su parte, el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, calificó al presidente ruso de "matón". "Es hora de que nos alcemos contra Putin", subrayó.

El diagn√≥stico sobre lo que ocurre a las puertas de la UE no puede ser m√°s dram√°tico. "Se trata de la situaci√≥n m√°s grave que ha vivido el mundo desde la ca√≠da del Muro de Berl√≠n", sentenci√≥ el ministro espa√Īol de Asuntos Exteriores, Jos√© Manuel Garc√≠a Margallo, al t√©rmino de la reuni√≥n que celebraron en Bruselas los 28 titulares de Exteriores. La frase la hab√≠a enunciado de manera id√©ntica el ministro alem√°n, Frank-Walter Steinmeier. Y, sin embargo, las medidas adoptadas fueron m√°s tibias incluso que las aprobadas hace unos d√≠as contra el r√©gimen ucranio, con V√≠ctor Yanuk√≥vich a√ļn al mando.

Lo que iba a ser una suspensi√≥n del di√°logo que mantienen la UE y Rusia para eliminar la exigencia de visado entre ambos bloques qued√≥ en una amenaza de bloquearlo "si no se dan pasos para rebajar la tensi√≥n". Y entre definir el avance ruso en Crimea como una invasi√≥n o considerarlo una violaci√≥n de la soberan√≠a ucrania y de su integridad territorial, los ministros eligieron la segunda opci√≥n. Los jefes de la diplomacia optaron por el guante blanco a la espera de que la alta representante para la Pol√≠tica Exterior, Catherine Ashton, se re√ļna este martes en Madrid con el ministro ruso del ramo, Sergu√©i Lavrov.

Lo √ļnico que certificaron los ministros fue la anunciada suspensi√≥n de los preparativos del G-8 (reuni√≥n de las grandes potencias mundiales m√°s Rusia) y el apoyo a una posible misi√≥n de observadores internacionales e intermediarios a cargo de la OSCE, el organismo que vela por la seguridad en Europa. Tambi√©n debatieron el acuerdo de destinar ya una primera entrega de 1.500 millones de euros a Ucrania para aliviar su precaria situaci√≥n econ√≥mica.

Europa tiene razones poderosas para ir con pies de plomo en cualquier asunto que pueda enfrentarla a Rusia. Margallo lo expuso con claridad: "Las consecuencias de una confrontaci√≥n entre la UE y Rusia ser√≠an muy graves desde el punto de vista del abastecimiento energ√©tico". Alrededor de un tercio de la energ√≠a que necesita la UE para sobrevivir proviene de Rusia, un porcentaje que ha descendido en los √ļltimos a√Īos precisamente porque Bruselas quiere reducir la dependencia del socio ruso. Pero tampoco Mosc√ļ puede prescindir de ese v√≠nculo, pues un 24% de sus exportaciones van a parar al club comunitario. Europa podr√≠a intentar jugar mejor esa carta, pero de momento cree tener m√°s opciones de √©xito dialogando que penalizando.

Bruselas se marca como primer plazo la cumbre que celebrarán los líderes europeos el jueves. Para entonces, la UE espera que las tropas rusas se hayan retirado de los territorios que han ocupado en Crimea. Si no es así, "decidiremos cuáles son las consecuencias para la relación bilateral", advirtió Ashton.