América avasalla en Brasil
Por: ABC Jueves, Junio 26, 2014-Hrs.

Siete de las diez primeras selecciones clasificadas son americanas. Y no es casual. Han llegado en mejor forma y con ¬ęm√°s hambre¬Ľ que las europeas

La Copa Am√©rica 2014 ha tenido un detallazo: invitar a¬†Holanda, Alemania y Francia a la edici√≥n de este a√Īo. Suena a sorna, pero la broma en boga de estos d√≠as en Brasil tiene mucho m√°s de realidad que de ficci√≥n. A punto de terminar la primera fase, el descalabro europeo en el Mundial es de puerto de monta√Īa de categor√≠a especial:¬†Espa√Īa, Italia e Inglaterra, tres de las grandes favoritas, ya est√°n en casa. Como Croacia y casi seguro Portugal, con un pie y tres cuartos fuera de Brasil, dos de las ¬ęoutsiders¬Ľ m√°s potentes del Viejo Continente. Solo las tres anteriormente citadas, m√°s Grecia, B√©lgica y Suiza representar√°n a Europa en los octavos de la Copa del Mundo. La crisis tambi√©n ha llegado a las selecciones de f√ļtbol: ¬ęLos latinoamericanos estamos muy fuertes. Hay que darle mucho m√©rito.¬†Los europeos vinieron, fueron inferiores a los equipos americanos y a casa. No hay m√°s¬Ľ, explica Maradona sobre el rev√©s europeo en el Mundial de Brasil. ¬ęQuiz√°s al futbolista europeo se siente menos seguro cuando cruza el charco¬Ľ, a√Īade Diego Armando.

Nunca una selecci√≥n europea ha logrado ganar un Mundial cuando √©ste se ha celebrado en tierras americanas. Es m√°s, de hecho, nunca han logrado una Copa del Mundo fuera del Viejo Continente. La excelsa Espa√Īa de¬†Vicente del Bosque, campeona hace cuatro a√Īos en Sud√°frica, es la excepci√≥n que confirma la regla. ¬ęTengo la impresi√≥n de que los sudamericanos est√°n jugando con muchas ganas, con m√°s orgullo¬Ľ, asegura Tostao, uno de los grandes de la historia del f√ļtbol, campe√≥n con Brasil en M√©xico 1970. Su mensaje tiene mucho de similitud con el que lanz√≥ Xabi Alonso tras el Espa√Īa-Chile: ¬ęQuiz√°s nos ha faltado hambre. La cuota de √©xito ya estaba cubierta¬Ľ.

Saciados

Uno y otro dan con la tecla. Muchos de los excepcionales futbolistas que juegan en las potencias europeas son coleccionistas de t√≠tulos a nivel de clubes y con el est√≥mago lleno comer no es la prioridad. Por el contrario, pa√≠ses como¬†Chile, Colombia, Costa Rica, Uruguay o M√©xico tienen un denominador com√ļn: la base de sus selecciones est√° formada por jugadores √°vidos de haza√Īas y trofeos. A ello se une un sentimiento patrio bastante m√°s acentuado que en Europa. Para las selecciones de Centroam√©rica y Suram√©rica e, incluso, para EE.UU. no hay club m√°s grande que su propia selecci√≥n. Esa cultura no est√° instalada en Europa, donde los hinchas suelen ser primero del Bayern, del United, del Madrid o de la Juventus y luego de su equipo nacional. Encima, si el Mundial se juega en su continente, el plus de motivaci√≥n se eleva al cubo: ¬ęLos suramericanos quieren tener el poder en su tierra. Se prepararon para este torneo con una intensidad incre√≠ble¬Ľ, comenta Franz Beckenbauer, campe√≥n de Europa y del Mundo con la selecci√≥n germana en 1972 y 1974, respectivamente.

Europa llora

Otro de los factores que pone algo de luz a tanta persiana bajada en Europa es el calendario. Las¬†grandes Ligas en Europa, las Copas de cada pa√≠s, m√°s la Champions y la Europa League, condenan a los futbolistas a cerca de 60 partidos en apenas diez meses. Una barbaridad. Si a eso le sumas el traicionero clima de Brasil, salen piernas rellenas de plomo: ¬ęLos equipos latinoamericanos est√°n m√°s explosivos que los europeos y eso es clave para el este clima caluroso y h√ļmedo¬Ľ, se√Īala el ya exseleccionador italiano¬†Prandelli, una de las v√≠ctimas del Mundial.

Nunca antes hubo tantas selecciones americanas (puede que hasta nueve) y tan pocas europeas (como m√°ximo seis) en octavos de un Mundial. Y lo peor puede que a√ļn est√© por llegar. Si en cuartos no hay tres selecciones del Viejo Continente, ser√° el peor registro de su historia. Europa llora. Am√©rica r√≠e.