Colombia: La situación de los rehenes de las FARC

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos reunió a su equipo antiterrorista para discutir la ejecución del protocolo de seguridad elaborado por el Comité Internacional de la Cruz Roja y por activistas de Derechos Humanos, tras el anunció del grupo narcoterrorista de que ya no recurrirá al secuestro y procederá a la liberación de 10 rehenes mantenidos en cautiverio. La idea del mandatario colombiano es implementar las medidas de seguridad para que de aquí a un mes los equipos estén preparados ante cualquier eventualidad. Se sabe que el Gobierno de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff colaborará con el plan de rescate. El ministro de Defensa del brasileño, Celso Amorín, tiene a su cargo la organización de la parte logística para apoyar al Gobierno colombiano que incluye a la Cruz Roja Internacional en el plan de rescate de los rehenes que aún permanecen en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Hace un par de semanas, el comando de las Farc anunció su decisión de liberar a 10 rehenes y suspender la práctica de secuestros con el fin de obtener recursos para el financiamiento de las guerrillas. La iniciativa fue celebrada por el presidente Santos, aunque reiteró que la iniciativa no es suficiente para lograr la pacificación del país y el cese de las hostilidades que a lo largo de las últimas tres décadas mantuvo en alerta a los servicios de seguridad colombianos.