Los monumentos en la colina de San Sebasti√°n
Por: Redacción Datos Martes, Mayo 08, 2012-Hrs.
Trabajos en el monumento a las Heroínas de la Coronilla en preparación al bicentenario del 27 de mayo de 1812

La Colina de San Sebastián es un lugar de alto valor histórico y simbólico para la ciudad de Cochabamba, esto ha impulsado a las autoridades ediles ya en los albores del siglo XX a llevar adelante una política de conservación de este espacio y evitar que en sus laderas se produjeran asentamientos, inclusive adquiriendo en su momento algunas propiedades.

De esa manera dotaron a la ciudad de un √°rea p√ļblica importante donde se erigieron dos monumentos en homenaje a las Hero√≠nas de la Coronilla. El primero, en 1910, un monumento de armas y, el segundo, en 1926, que tiene seguramente una de las esculturas m√°s hermosas de Bolivia. Esta colina fue un lugar de solaz y de paseo durante much√≠simos a√Īos.

Sin embargo, con el pasar de los a√Īos, por falta de cuidado y por el abandono gradual de las autoridades municipales y policiales, el cerro se fue convirtiendo en un refugio de grupos de drogadictos y delincuentes, perdiendo gradualmente su car√°cter de "paseo" o atracci√≥n tur√≠stica, en proporci√≥n a la inseguridad que se instalaba y crec√≠a en este espacio ante el silencio y la indiferencia.

La inseguridad también permitió el primero de los monumentos fuera prácticamente saqueado, sin que a la fecha tenga ninguna de las armas ni plaquetas que adornaban sus columnas. El segundo también fue objeto de robos y pillería, al extremo que partes del propio monumento a las heroínas fueran destrozadas. Actualmente, los grandes murales de cobre han sido reemplazados por réplicas y los destrozos no han sido reparados.

En el amplio ingreso a la colina tambi√©n exist√≠an una decena de bustos de h√©roes de las luchas independentistas en Bolivia, rostros que fueron simplemente robados o destrozados a combo, dando una impresi√≥n de desidia e ignorancia, lo cierto es que las autoridades no asumen ninguna responsabilidad sobre su incuria y se limitan a realizar algunos trabajos cosm√©ticos antes del 27 de mayo, a fin de evitar la reprobaci√≥n p√ļblica y mostrar en ocasi√≥n en que se celebra un acto c√≠vico una imagen pasable de estos monumentos, v√≠ctimas del tiempo, del olvido y de la barbarie.

1910

Se erigi√≥ un Monumento a las Armas en el mismo lugar donde se produjeron los combates. Un monumento muy hermoso con p√©rgolas cl√°sicas que conforman una especie de anfiteatro greco romano. Sobre la columna del obelisco central hab√≠a un ca√Ī√≥n, un hacha, una lanza, un fusil y un garrote. Todos estos elementos, que simbolizan las armas utilizadas en combate, han sido robados. √önicamente se ha rescatado el ca√Ī√≥n, que se encuentra en el Jard√≠n Bot√°nico, aunque se dice que esta pieza de artiller√≠a corresponde m√°s bien a la Guerra del Pac√≠fico y no a la batalla librada en La Coronilla.

Todo el conjunto arquitectónico está virtualmente abandonado, las plaquetas en bronce de las columnas han sido sustraídas y las plaquetas en mármol están totalmente descoloridas, raspadas y erosionadas por acción del tiempo y de los malhechores, que comercian con estas reliquias históricas.

Este monumento est√° abandonado desde hace largos a√Īos y no recibe la m√°s m√≠nima atenci√≥n de conservaci√≥n, incluso en ocasi√≥n del bicentenario de la gesta de las Hero√≠nas de la Coronilla.

1926

Para el Centenario de la fundaci√≥n de la Rep√ļblica de Bolivia, celebrado en 1925, la prominente dama Do√Īa Sara de Ugarte, esposa de D. Daniel Salamanca, que posteriormente llegar√≠a a la Presidencia de Bolivia, impuls√≥ un movimiento c√≠vico para recaudar fondos, siendo ella misma una de las principales financiadoras, para la construcci√≥n de un monumento en memoria a las Hero√≠nas de La Coronilla, obra que fue encargada a Roma al Maestro Pietro Piraino, quien trabaj√≥ con su disc√≠pulo el escultor cochabambino Alejandro Guardia. Este magn√≠fico monumento fue inaugurado el 6 de agosto de 1926. Un a√Īo despu√©s, en 1927, un Decreto Supremo del Presidente Hernando Siles instituy√≥ el 27 de Mayo como "D√≠a de la Madre" en Bolivia en homenaje y reconocimiento perenne a estas heroicas luchadoras.