Serena Williams brilla en el tenis femenino

Serena Williams ya es leyenda. La tenista americana se hizo con su quinto título de campeona en Wimbledon luego de superar a la polaca Agnieszka Radwanska en tres sets, en un partido de algo más de dos horas.

La estadounidense mostró un tenis agresivo, propio de las hermanas Williams, que les ha llevado a conseguir, desde el año 2000, diez títulos de Wimbledon entre ambas.

Con este triunfo, Serena iguala a su hermana en lograr por quinta vez este preciado trofeo del tenis mundial. Venus triunfó en Wimbledon en 2000, 2001, 2005, 2007 y 2008.

Luego de un triunfo cómodo y rápido en el primer set, la final parecía encaminada a un rápido triunfo de Serena, pero cuando menos se esperaba, durante el segundo set, con 1-3 abajo, la polaca comenzó a encontrar su juego, con golpes profundos que le permitieron lograr su primer break y volver a meterse en el partido.

La reacción pilló por sorpresa a la jugadora estadounidense, que perdió el set por un ajustado 7-5 y comenzó cediendo también en el tercero. Ahí es cuando surgió la magia de Serena, que ganó cuatro juegos consecutivos para cerrar el partido y lograr el quinto campeonato de Winbledon, que le sitúa entre las más grandes tenistas del mundo.