Bolivia tendría menos recursos en 2015
Por: El Diario Lunes, Diciembre 15, 2014-Hrs.
Analistas adelantan que el bajo precio del petróleo y minerales tendrán efectos en el desempeño de la economía nacional.
El Diario

Baja en precio del petróleo afectará a los ingresos

Las exportaciones bolivianas no modificaron su tendencia, las materias primas casi superan el 80% y el resto se le atribuye a productos renovables; la matriz exportadora no se habría modificado y por consecuencia el bajo precio del petróleo y minerales tendrán efectos en el desempeño de la economía nacional.

Aunque el Gobierno asegura que la incidencia no será significativa, los profesionales de economía señalan que la pérdida estará entre $us 700 y $us 1.000 millones, si los precios del petróleo se mantienen menos de 70 dólares el barril de petróleo en el mercado de Texas.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que el 2013, las exportaciones bolivianas superaron los $us 12 mil millones, de los cuales alrededor del 80% eran derivados de los recursos no renovables, y en menor proporción mercadería con valor agregado.

El menor ingreso de recursos incidirá en la economía nacional, ya que el Gobierno, las gobernaciones y municipios tendrán menos dinero para invertir; si se mantiene la proyección del Presupuesto General del Estado (PGE), que estima un promedio de 80 dólares el barril de petróleo, los ingresos se incrementarán y por consiguiente el de las regiones.

Se proyecta que los ingresos por hidrocarburos (Impuesto Directo a los Hidrocarburos y Regalías) se incrementarán en 23%, es decir de Bs 16.479 millones a Bs 20.276 millones; situación que podría modificarse con los bajos precios del petróleo a nivel internacional.

Mauricio Medinacelli, en una entrevista en el Café de la mañana de Fides TV, explicaba que el 2009, en promedio, el precio del barril de petróleo estaba en 62 dólares, y en este año la economía registró el más bajo crecimiento del Producto Interno; otros analistas señalan que la experiencia puede ayudar al Gobierno a mantener el crecimiento proyectado, 5,9%.

Y ese dato muestra que la economía boliviana es altamente dependiente del precio del petróleo; un bajo valor del crudo obliga a recibir menos dinero de Brasil y Argentina, por la venta de gas, ya que su cálculo está en base a la cotización en el mercado de WTI.

Mientras Gonzalo Chávez, economista, dijo a radio Panamericana, que en 2015 y 2016 se presentaría una desaceleración de la economía nacional, aunque la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que la economía boliviana crecería 5,7, uno de los más altos de la región.

MERCADO INTERNO

Luis Arce Catacora, ministro de Economía y Finanzas Públicas, en reiteradas oportunidades resaltó el modelo que aplican, economía comunitaria y la apuesta del mercado interno, para mantener el crecimiento.

Sin embargo, si los ingresos bajan, una opción que podría tomar el Gobierno es la deuda interna y externa, ya que todavía tiene margen para endeudarse. La deuda del Ejecutivo está alrededor del 35%, respecto al PIB.

FINANCIAR PROYECTOS

Medinacelli dice que como la economía es muy dependiente del precio del petróleo, recibiremos menos recursos por la venta del gas, entonces de alguna parte tiene que salir el dinero destinado a la inversión y al gasto público. Y se pregunta si será de una deuda o uso de las reservas.

Pero también se abre otra opción, por vía impuestos. Es decir habrá más presión a la entidad recaudadora y a Aduana para que haya más dinero en las arcas del Estado.

MÁS IMPUESTOS

Para el 2015, el Gobierno estima un déficit fiscal de 3,6% respecto al Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa que habrá más gastos que ingresos; y en esto se incluye plan de inversión que supera los $us 6.000 millones.

Para el experto en economía, Gonzalo Chávez, el endeudamiento es una opción, ya que tiene margen, pero es una medida de corto plazo; por el otro lado utilizar las reservas internacionales sin tener un respaldo, no es una buena opción.

Para Medinacelli adquirir deuda sólo diferirá la crisis. Por el momento el Gobierno tiene recursos, pero no serán suficientes.

PÉRDIDAS

En su momento, José Luis Evia, calculo una pérdida de alrededor de $us 700 millones por los precios bajos del gas; también el candidato de UD, Samuel Doria Medina, señaló una merma de recursos de aproximadamente $us 800 millones.

Medinacelli, de acuerdo a sus cálculos, señala que si el precio del petróleo en 2015 está por los 70 dólares el barril, la pérdida para Bolivia representaría 3,1 por ciento del PIB; pero si el valor es de $us 60, la disminución estaría en 4 puntos porcentuales del PIB, que representa más de $us 1.000 millones.

El viernes el precio del petróleo en WTI cerró a 59,95 dólares el barril, mientras el Brent 62,68 dólares. El Gobierno calcula en promedio el precio para la próxima gestión en 80 dólares, y para la gestión que termina en $us 74, por esta razón del aumento del presupuesto.

Otra opción para mantener los ingresos apunta a producir más y vender, pero no hay alternativas de mercados; polo que plantea -Medinacelli- que YPFB debe internacionalizarse, invertir en otras regiones.

ALZA Y BAJA

Boris Santos Gómez Úzqueda, consultor del sector privado, señala que los precios de las materias primas y los commodities siempre están en alza y baja, y por consiguiente no es de extrañarse este ciclo.

Recordó que el precio del petróleo estuvo en 25 dólares el barril (2002), llegó a 140 (2009) y ahora está en casi 60 dólares.

Firma que en este momento "manda" en el mercado petrolero Arabia Saudita y los países monárquicos del Golfo Pérsico, que pueden darse el lujo, sin perjudicar su economía ni su crecimiento, de producir tanto petróleo, ponerlo en el mercado y bajar el precio y mantenerlo en una banda baja hasta por dos años, tiempo suficiente para perjudicar el crecimiento de la industria del shale y obviamente perforar economías como la venezolana o la boliviana. Aunque Bolivia es un pequeño país no-petrolero, pero sí productor de gas, su economía se vería afectada sin duda.

MERCADOS

"Es el juego del mercado atizado por grandes key-players de la industria petrolera mundial. EUU está en pleno crecimiento en inversiones en fracking, dejando de ser importador para dar paso a ser exportador. Algunos analistas indican que hay interés de algunos miembros de OPEP (Organización de Países Exportadores de Crudo) de reducir el precio del barril y hacer -de momento- no rentable al shale", explica.

Similar opinión coincide Chávez al indicar que la producción de shale gas adquirió importancia en el mercado mundial, por la decisión de EEUU de exportar gas.

Gómez explica que si el barril baja a menos de 70 dólares, producir petróleo desde el shale sería muy costoso. El índice Brent está debajo de $us 70 (primera vez desde 2010). Estaba en 115 dólares en junio.

Sin embargo, la dinámica industria del shale en Estados Unidos encontrará el método para producirlo a menor costo: deben mejorar tecnología de perforación.

VENEZUELA Y BOLIVIA

En la tertulia digital con Boris Santos Gómez Úzqueda (@bguzqueda) indicó que las exportaciones de gas natural boliviano están reatadas a precios de derivados del petróleo; de manera que cuando el precio del crudo está en baja, también reduce el precio de gas natural, porque se fijan trimestralmente con fórmulas relacionadas, por ejemplo, al precio del fuel oil (para Brasil) y del diésel (para el contrato con Argentina).

En opinión de Gómez el ahorro en importación de diesel, por el bajo precio del petróleo, no es tan significativa, y calcula que sería aproximadamente $us 200 millones; para el 2015, el Gobierno destinará $us 658 millones a la subvención de los hidrocarburos, y si se toma en cuenta el dato del experto en hidrocarburos, todavía más de $us 400 millones se deben destinar a la compra de combustibles.