Gobierno propone Sistema de Monitoreo Vehicular

Carlos Romero Ministro de Gobierno, declaró estado de emergencia por los accidentes en carretera que dejaron saldos fatales  que siguen sumando, a  25 días de 2013, Estableciendo que el Gobierno será parte denunciante para sancionar judicialmente a los responsables. "Nos hemos declarado en emergencia alarmados por la cantidad y magnitud de los accidentes" dijo Romero, quien destacó que de los 20 accidentes ocurridos en los primeros 25 días de enero, en 15 se vieron involucrados vehículos del transporte público de pasajeros.

Romero destacó que según datos de Tránsito el 2012,  tres personas murieron por día  en accidentes en las caminos y carreteras y 14 resultaron heridas.

En ese sentido, anunció  tres medidas preventivas de aplicación inmediata y presentó un proyecto de decreto que permitirá la creación del Sistema de Monitoreo Vehicular para buses de transporte público interdepartamental de pasajeros (Sismove) a través de dispositivos de geolocalización satelital (GPS).

La primera es la habilitación de la línea gratuita 800-100-004 -que ya está en funcionamiento-, a la que los viajeros pueden denunciar si el chofer está bebiendo, si conduce con exceso de velocidad o si sobrecarga el vehículo con pasajeros. Al respecto el ministro se comprometió a dar respuesta inmediata a las denuncias.

Otra medida es la habilitación de buzones de denuncia en las terminales terrestres de los nueve departamentos. Las quejas permitirán adoptar las medidas administrativas o jurídicas que correspondan contra los operadores (empresas).

Una tercera acción es la coordinación entre el Viceministro de Seguridad Ciudadana, Comando Nacional de la Policía y el Viceministerio de Transportes para realizar "megaoperativos de control en terminales y retenes considerados estratégicos", señaló.

Sin embargo, la solución de fondo es la creación del Sismove-GPS, ya que según la evaluación gubernamental las leyes que sancionan la conducción peligrosa e imprudente "no están teniendo efectividad y están siendo vulneradas". Por ello, el Gobierno remitió ayer a la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (Udape) el proyecto de decreto.

La base del Sismove-GPS es la dotación gratuita de 2.000 dispositivos que serán instalados de manera progresiva en buses de transporte interdepartamental y excepcionalmente  a vehículos del transporte interprovincial con ruta  a  los Yungas. Este sistema GPS permitirá efectuar un control en tiempo real y actuar de inmediato. Romero anunció su intención de consensuar el decreto con empresas y conductores.

El sistema es primordialmente preventivo, ya que permitirá hacer el monitoreo desde un Centro Nacional instalado en el Ministerio de Gobierno, y centros remotos en las terminales de buses, y el registro del movimiento de los buses y su velocidad. "Ese registro será automatizado y no tendrá posibilidades de ser manipulado", explicó.

Sus reportes servirán para evaluar a los operadores e imponerles sanciones administrativas o judiciales. Si se producen accidentes, desde el Centro de Monitoreo se desplazará a la Policía para constatar, intervenir y auxiliar, y si el conductor pasa los límites de velocidad, se notificará a los puestos de control más próximos de la Patrulla Caminera para que intervenga.

La hoja de ruta electrónica tendrá el registro del número de Tarjeta Operación, licencia del conductor, sus datos, número del Seguro Obligatorio Contra Accidentes de Tránsito, roseta de inspección y listado de pasajeros, hora de salida; permitirá controlar las horas al volante del chofer.

La autoridad  presentó la propuesta, acompañado de dirigentes campesinos, de la central obrera, interculturales, bartolinas y otros que dieron su respaldo al conjunto de medidas dirigidas a reducir los accidentes ocasionados por impericia, imprudencia o negligencia de choferes y empresas de transporte.