Brasil: dispositivo inteligente avisa la tala ilegal de árboles

En los últimos doce meses, la Amazonía brasileña perdió 2.409,96 kilómetros cuadrados de selva, cifra que es ligeramente inferior a los 2.577,8 kilómetros registrados el año inmediatamente anterior.

Los datos fueron tomados con el sistema por satélite de Detección de Deforestación en Tiempo Real (Deter). Las mayores superficies de bosque arrasado se registraron en torno a Sinop, municipio de Mato Grosso, en la frontera sur de la Amazonía, que es una pujante zona agrícola y ganadera, donde se talaron 108,14 kilómetros cuadrados en agosto.

Ante esta problemática que afecta no solo a la Amazonía, sino al mundo entero, Brasil implementa un dispositivo inteligente llamado "invisible Tracck"  capaz de detectar si un árbol está siendo talado y rastrear a donde lo lleven. Este dispositivo ya es parte de un programa en Brasil, que avisa a las autoridades sobre estos actos ilícitos.

El dispositivo es tan pequeño que puede ponerse dentro de un árbol sin ser detectado. Cuando el árbol se derriba y es movilizado el dispositivo "despierta" y envía una señal al Instituto Brasileiro do Meio Ambiente (IBAMA).

Será necesario un tiempo de espera antes de conocer los efectos de este inteligente amigo de la conservación ambiental.