Referendo para reelecci贸n de Evo Morales ser谩 en febrero de 2016
Por: El Pa铆s Mi茅rcoles, Septiembre 23, 2015-Hrs.

Una comisi贸n de senadores y diputados ha aprobado este martes el proyecto de reforma constitucional para autorizar al presidente boliviano, Evo Morales, a postularse una vez m谩s a la presidencia en 2019. La ley debe ser ratificada en el pleno de la Asamblea Legislativa por dos tercios de sus votos. La comisi贸n decidi贸 que el referendo popular que debe validar o rechazar la reforma se realice el 21 de febrero del pr贸ximo a帽o.

La noticia se conoce poco despu茅s de que el oficialismo sufriera un rev茅s electoral en los referendos sobre estatutos auton贸micos que se realizaron el pasado domingo. La oposici贸n atribuye la postergaci贸n (en un mes) de la fecha que inicialmente se hab铆a previsto para el referendo, a la necesidad del MAS de rearmar a sus filas para enfrentar con mayor fortaleza el desaf铆o electoral en el que Morales se jugar谩 su continuidad. La explicaci贸n oficial de dicha dilaci贸n descansa en la necesidad de dar tiempo suficiente a las instituciones que organizar谩n del referendo.

Evo Morales se encuentra en su tercera gesti贸n, aunque la Constituci贸n que el pa铆s aprob贸 en 2009 -principalmente por iniciativa del MAS- establece el l铆mite de una sola reelecci贸n continua del presidente del pa铆s. Morales obtuvo la autorizaci贸n para postular en las elecciones de 2014 del Tribunal Constitucional, el que arguy贸 que las gestiones presidenciales deb铆an contarse a partir de la aprobaci贸n de la Constituci贸n. La reforma actual pretende permitir ya no una, sino dos reelecciones continuas, lo que, puesto que hay que contar desde 2009, habilitar铆a a Morales a aspirar a un nuevo mandato de 2020 a 2025. El MAS ha descartado la figura de la "reelecci贸n indefinida", que ya rige en otros pa铆ses sudamericanos, presumiblemente por el rechazo que la misma despierta en la poblaci贸n, seg煤n detectaron las encuestas que se realizaron en este tiempo. La oposici贸n est谩 protestando contra lo que considera "una adaptaci贸n de la ley a las necesidades de una persona", y describe el esfuerzo oficialista como una carrera contra el cambio del ambiente pol铆tico que puede causar la crisis econ贸mica latinoamericana. Esta todav铆a no ha golpeado a Bolivia, pero, seg煤n los grupos disidentes, ya est谩 tocando a sus puertas. El Gobierno insiste en que la econom铆a se halla preparada para resistir un largo tiempo de precios bajos de las materias primas que el pa铆s exporta.

En abono a su teor铆a, los l铆deres antag贸nicos a Morales opinan que la victoria del "no" en los referendos que se acaban de realizar en cinco regiones -incluida la m谩s importante del pa铆s, La Paz- para compulsar su adhesi贸n o rechazo a los estatutos auton贸micos preparados en su mayor parte por el MAS, indica que la poblaci贸n comienza a cansarse del gobierno de este partido, que se extiende por nueve a帽os, el plazo m谩s prolongado alcanzado democr谩ticamente por un solo presidente en la historia nacional. El MAS, en cambio, considera que el resultado de las consultas regionales no constituye una derrota pol铆tica suya y mucho menos de Morales, que "no hizo campa帽a". El MAS atribuye el resultado adverso al desconocimiento de la poblaci贸n sobre el contenido de los estatutos. No existen encuestas p煤blicas que permitan verificar estas hip贸tesis contradictorias.

Hasta ahora, el oficialismo ha preferido que la reforma constitucional que se decidir谩 el 26 de febrero incluya solamente la cuesti贸n de la reelecci贸n, y ha descartado la posibilidad, de la que habl贸 al principio, de mezclar este asunto con otros menos controversiales, de modo que la pregunta del referendo resulte m谩s dif铆cil de responder con un "no". Esta estrategia fue considerada por la oposici贸n como "una triqui帽uela", pero al parecer la misma finalmente no se intentar谩.