M茅xico: Un peque帽o paso para el consumo, un gran paso para la libertad
Por: El Pa铆s Jueves, Noviembre 05, 2015-Hrs.
Los cuatro ciudadanos que han recibido un amparo
J. M. A.

Los expertos en Derecho lo explican: para que la legalizaci贸n de la marihuana sea general falta mucho, pero el fallo de la Corte crea una hist贸rica fisura en el prohibicionismo

El fallo de la Corte mexicana sobre el autoconsumo de marihuana con fines l煤dicos hace una hist贸rica incisi贸n jur铆dica en la pol铆tica prohibicionista, lo que representa el primer paso de un largo camino hacia la legalizaci贸n. Ahora el 'bal贸n' est谩 en la cancha del Congreso y el siguiente movimiento, en manos de la sociedad.

As铆 lo explic贸 el constitucionalista Sa煤l L贸pez Noriega, quien aclar贸 que la decisi贸n que tom贸 este mi茅rcoles la Corte mexicana no es una despenalizaci贸n de esta droga, pero representa la primera batalla en una guerra que la ciudadan铆a tendr谩 que librar para ejercer su derecho a consumirla.

"El efecto jur铆dico en sentido estricto s贸lo abarca cuatro personas, incluso no abarca a la persona moral, es decir, la asociaci贸n, pero en t茅rminos pol铆ticos esto representa una fisura muy relevante en la pol铆tica prohibicionista", coment贸 L贸pez Noriega en referencia a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), grupo que se ampar贸 ante la Corte para que las autoridades sanitarias le permitieran sembrar y consumir marihuana con fines l煤dicos.

Por el momento, explic贸 el acad茅mico del Instituto Tecnol贸gico Aut贸nomo de M茅xico (ITAM), s贸lo los cuatro miembros de ese grupo podr谩n sembrar marihuana para su propio consumo. Para que otros ciudadanos puedan hacerlo, deber谩n recorrer el mismo camino que SMART y conseguir cuatro fallos m谩s como el de hoy -favorables y consecutivos-, con lo que se emitir铆a jurisprudencia y se obligar铆a al Congreso a reformar la ley general de Salud, so pena de que la Corte declare inv谩lidos los art铆culos que contradigan su fallo. Por tanto, el siguiente paso en este camino tendr谩 que darlo -otra vez- la sociedad, para orillar a los poderes judicial y legislativo a respetar el derecho a la autonom铆a y el desarrollo libre de la personalidad, establecido hoy por la Corte.

"Ese proceso es tortuoso, implicar铆a por lo menos todo 2016, pero en ese escenario es mucho m谩s complicado que el Congreso o los poderes representativos se reh煤sen a intervenir en el tema. Si bien es cierto que falta mucho, y que los efectos de este juicio de amparo son muy limitados, s铆 es un primer eslab贸n muy importante para que en t茅rminos jur铆dicos se vaya construyendo algo mucho m谩s sofisticado y con un impacto mucho mayor", puntualiz贸 Noriega.

El turno ahora es del Congreso, por lo menos en t茅rminos pol铆ticos, advirti贸. El fallo de la Corte no obliga a los legisladores a reformar la ley, pero no pueden ser omisos despu茅s de una sentencia de este tipo, "deber铆an repensar un poco no s贸lo la cuesti贸n de la Ley general de Salud, sino en general todo el sistema de prohibiciones聽 administrativas y punitivas en el 谩rea penal".

"Es su responsabilidad pol铆tica y 茅tica", agreg贸 el ex diputado Fernando Belaunzar谩n, quien present贸 en 2012 una iniciativa en la C谩mara de Diputados para regular la producci贸n, distribuci贸n y consumo de marihuana en el pa铆s, por lo que celebr贸 la decisi贸n de la Suprema Corte mexicana.

El perredista explic贸 que el fallo revela la falta de sustento constitucional de la interdicci贸n, que viola los derechos contenidos en la Carta Magna, por lo que el siguiente paso obligado es que el Congreso modifique las normas que fueron declaradas inconstitucionales y que impiden el ejercicio de estos derechos. "El Poder Judicial lo que hizo fue reconocer que hay un derecho constitucional, una libertad fundamental conculcada por la prohibici贸n".

Si bien es cierto que el amparo favorece s贸lo a cuatro quejosos en un primer momento, vaticin贸 que vendr谩n m谩s amparos y anunci贸 que 茅l mismo interpondr谩 uno para que llegue a la Corte y colaborar con ello para conseguir la jurisprudencia. "Ese proceso puede ser un poco tardado, pero el Legislativo tiene que hacer su trabajo, tiene que modificar las leyes que est谩n se帽aladas como inconstitucionales, porque su responsabilidad es que sus leyes contribuyan al ejercicio pleno de los derechos constitucionales, si hay leyes que los conculcan es su responsabilidad pol铆tica y 茅tica modificar esos art铆culos", puntualiz贸.