Bolivia ofrece gas a Brasil por 20 años y exportar energía
Por: Los Tiempos Jueves, Enero 28, 2016-Hrs.

Bolivia y Brasil instalaron ayer en Santa Cruz un encuentro binacional para ampliar el contrato de compraventa de gas más allá del 2019 y avanzar en los proyectos, como el desarrollo y venta de energía eléctrica.

En el acto, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, planteó y garantizó a Brasil que Bolivia está en plena capacidad de atender la demanda durante dos décadas más.

"El Gobierno busca prorrogar el contrato de gas con Brasil por 20 años más y exportar energía. Esta negociación es muy importante y larga, estamos por el camino correcto. El compromiso está, falta definir temas legales y técnicos. El presidente Evo viajará a Brasil para reunirse con su homóloga, Dilma Rousseff, para sellar estos acuerdos", precisó.

El planteamiento fue reforzado por el presidente de YPFB, Guillermo Achá, quien mostró a la delegación brasileña todo el potencial energético de Bolivia. "Brasil tiene que mostrarnos su demanda y luego veremos el tema de GNL y GLP. Petrobras nos trae una propuesta para la operación de la planta petroquímica de Tres Lagunas, donde el principal requerimiento es gas natural. Bolivia se puede internacionalizar", dijo.

Agregó que el mercado brasileño se ha abierto, pues no sólo es Petrobras que requiere el energético, sino otros sectores.

El secretario de Planeamiento Energético de Brasil, Altino Ventura, se limitó a señalar que "la integración energética es uno de los puntos más importantes entre Bolivia y Brasil. No sólo en gas, sino en electricidad".

En su criterio, las negociaciones energéticas entre ambos países permitirán el crecimiento económico. "Brasil ve a Bolivia como país importante en la cooperación (...) y en esta área de energía los proyectos van a dar un desarrollo y sostenimiento económico", dijo.

Según la agenda, el trabajo de las mesas técnicas continuará hoy y al finalizar la cita se dará a conocer las conclusiones del que se esperan importantes avances, antes de la reunión que sostendrán los presidentes de ambos países, el  2 de febrero en Brasil.