Mujeres en el campo callan violencia sexual por verg眉enza
Por: Erbol Martes, Marzo 08, 2016-Hrs.
Opini贸n

Un estudio denominado 聽"Violencia sexual: pr谩cticas, signos y significados" del Fondo de Poblaci贸n de las Naciones Unidas (UNFPA), realizado en 2015 y que se hizo conocer en un evento este lunes por el D铆a Internacional de la Mujer, previsto para este 8 de marzo, revela que en el 谩rea rural de algunas regiones del pa铆s, las mujeres callan la violencia sexual que sufren porque tienen verg眉enza.

De acuerdo con el estudio, adem谩s de la verg眉enza, el miedo聽 y la impunidad tambi茅n son causas para que haya un silencio respecto a la violencia sexual.

"La investigaci贸n, que se realiz贸 en estos cuatro municipios de distintas caracter铆sticas culturales, evidencia que la violencia sexual es la forma de violencia menos denunciada, que afecta sobre todo a ni帽as y adolescentes y cuyos agresores son en gran parte hombres adultos. El silencio condena a las v铆ctimas en estos municipios rurales a tolerar la violencia sistem谩tica hasta por a帽os. La decisi贸n de denunciar no solo est谩 en manos de padres y madres sino de la comunidad", indica.

El estudio cualitativo incluy贸 m谩s de 150 entrevistas a autoridades y servidores p煤blicos que atienden casos de violencia y 34 grupos focales con adolescentes, j贸venes y adultos de los municipios de Punata (Cochabamba), Coroico (La Paz), Unc铆a (Potos铆) y Puerto Gonzalo Moreno (Pando), se帽ala el informe.

Testimonios

El estudio se sustent贸 en bases a distintos testimonios que dieron cuenta que en algunas comunidades se establecen sanciones de justicia comunitaria como multas de 500 bolivianos, chicotazos y trabajos comunales para este tipo de casos. Muy pocos son considerados casos "graves" para sentar la denuncia e involucrar a las autoridades estatales.

"Algunas familias prefieren pasar por alto estos hechos delictivos por mantener las relaciones de amistad al interior de la comunidad. Los casos que s铆 se denuncian no siempre prosiguen porque las familias no cuentan con recursos econ贸micos suficientes o porque los agresores huyen de la comunidad. Los procesos judiciales se perciben como complejos", indica el documento.

En otras comunidades, seg煤n el estudio, se evidenci贸 que existen autoridades originarias que de manera espec铆fica atienden casos de violencia como el corregidor de la comunidad Esse Ejja de Portachuelo Bajo en el municipio de Gonzalo Moreno, en Pando. Esta autoridad lleva un registro de los casos, el resumen de la conversaci贸n con los implicados y sus firmas como medio de verificaci贸n ante cualquier proceso posterior.

Comercio sexual

Seg煤n los testimonios, se denunci贸 en el caso de la comunidad de Portachuelo, que algunas adolescentes y j贸venes son involucradas en el comercio sexual, son inducidas y enga帽adas para salir de su comunidad hacia la ciudad de Riberalta donde son presionadas a prostituirse en locales nocturnos frecuentados por brasileros y otros visitantes.

"Algunas j贸venes terminan realizando esta actividad de manera voluntaria para lograr algunos recursos econ贸micos. Las adolescentes que regresan a la comunidad reciben castigos f铆sicos de los padres como forma de sanci贸n, pero existen casos en los que la familia se resigna y acepta esa situaci贸n como una oportunidad de ingresos econ贸micos para sus hijas y la familia y la posibilidad de que salgan de la comunidad para quedarse en la ciudad", a帽ade el estudio.

El documento indica tambi茅n que cuando la violencia sexual es ejercida por un familiar cercano, muy pocas veces se denuncia pese a que las madres conocen del hecho. Los agresores no muestran arrepentimiento y hasta consideran que su actuaci贸n es natural.

"Ante estas situaciones, los testimonios mencionan casos de abortos fruto de violaciones, que se ocultan por varias razones, entre ellas algunas creencias de la comunidad. Se menciona, por ejemplo, en una comunidad de occidente, que un embarazo que es consecuencia de una violaci贸n puede traer plagas y afectar la cosecha y al ganado o la salud de los comunarios, por lo que bajo ninguna circunstancia se hace p煤blico el caso", acota el estudio.