Argentina rechaza referéndum en las Malvinas y tiene el apoyo de Bolivia y países de la región

Embajadores de Uruguay, Ecuador y Nicaragua y representantes de las embajadas de Venezuela, Paraguay, Cuba, Chile, Perú y Brasil, autoridades de Naciones Unidas y referentes de movimientos sociales y políticos de Bolivia apoyaron la demanda de Argentina sobre las Islas Malvinas y repudiaron el Referendum orquestado por Gran Bretaña.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina Julián Domínguez, aseguró que "el referéndum de Malvinas es una maniobra más del imperio inglés para seguir justificando la usurpación territorial ilegal".

En declaraciones a la prensa, Julián Domínguez precisó que "el referéndum en las Malvinas carece de valor legal internacional" ya que "se trata de la opinión de una población trasplantada que habita el territorio de un Estado soberano como es la Argentina. No tiene ninguna incidencia en la discusión bilateral por la soberanía de las Islas".

"En 1833 Gran Bretaña usurpó las Islas y expulsó a sus habitantes, por lo tanto la población actual no es nativa: es británica", argumentó Domínguez, y resaltó que "la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha expuesto ante diferentes foros internacionales que la única vía que acepta Argentina para la resolución del conflicto es el diálogo bilateral, y la ONU ha dejado en claro a través de numerosas resoluciones que las partes que deben intervenir son dos, y no tres. Por lo tanto, los habitantes de las islas no conforman una voluntad diferente a la del Reino Unido".

En apoyo a la demanda de Argentina, el gobierno de Bolivia y embajadores de países de la región, manifestaron el lunes, a través de un documento, el rechazo al ilegítimo referéndum realizado en las Islas Malvinas.

Fue durante un encuentro organizado por la Embajada argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia y el Grupo Boliviano de Apoyo a la Cuestión de las Islas Malvinas en apoyo a los derechos soberanos de la Argentina sobre el archipiélago del Atlántico Sur.

En el acto se dio lectura a la Declaración de la Cámara de Diputados y al documento elaborado y firmado por los miembros del Grupo de Apoyo, en los que se rechaza el referéndum convocado por el Reino Unido.

Del encuentro participaron funcionarios de gobierno boliviano, los embajadores de Uruguay, Ecuador y Nicaragua y representantes de las embajadas de Venezuela, Paraguay, Cuba, Chile, Perú y Brasil, autoridades de Naciones Unidas y referentes de movimientos sociales y políticos de Bolivia.

Según se informó en un comunicado, los miembros del grupo manifestaron palabras de acompañamiento a la Argentina y repudio a la iniciativa británica.

El embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro sostuvo "Entendemos que el verdadero motivo es la especulación económica, no les interesa la vida de las habitantes de Malvinas ni su historia, sino que esos motivos son las reservas de gas, petróleo e intenciones de quedarse con la Antártida, por lo cual ha militarizado un pequeño territorio a niveles nunca jamás vistos"  afirmó.

Por último, Basteiro enfatizó que Argentina, la ONU, todos los países latinoamericanos, africanos y asiáticos y la mayoría de los países europeos desconocen ese referéndum ya que Inglaterra pregunta a los ingleses si quieres seguir siendo ingleses.